¿Cuál es el verdadero significado de Namasté?

2459

Una hermosa forma de conexión entre almas. Hay multitud de saludos delegados por todas las partes de todo el mundo, pero si hay uno particular ese es Namasté.

Esa diversidad de saludos pasa desde la inclinación corporal en el ámbito de la civilización de Japón hasta ofrecer la mano en las tradiciones occidentales, sin olvidar los tan apreciados abrazos ¡Cómo me gustan! lamentablemente reservados a espacios de más grande privacidad hoy en día.

Lo que poseemos claro es que el hombre tiene una necesidad imperiosa de ingresar en contacto con los que le cubren. ¿A ti no te sucede?

Y si hay una manera de entrar en contacto con los que se cruzan por nuestras vidas de una manera bastante más intensa que las otras, tenemos la posibilidad de decir que esa es la de Namasté.

A día de hoy el concepto de Namasté está siendo universalmente reconocido como un bello y sentido mensaje relacionado a la paz, el honor y el respeto.

¿Cuál es el significado real de la palabra Namasté?

Definición de la palabra Namasté

Es un vocablo que desde el criterio etimológico procede del ancestral sánscrito, lengua antiquísima a la que se considera sagrada y en la cual están escritos los primordiales contenidos escritos sagrados de la religión hindú. También lo puedes hallar escrito como ‘Námaste’, con tilde en la ‘a’ y también como Namaste como en los países anglosajones que no utilizan nuestros preciados acentos.

“Namas” significa reverencia, adoración, postrarse y “te” que significa tú, usted. Entonces, Namasté puede significar “Me inclino frente ti.”

Es la forma de saludar en el sur de Asia, fundamentalmente en India y Nepal y además es una forma de honrar a la otra persona, de enseñarle respeto y/o agradecimiento. Se usa tanto al inicio como en el final de la conversación, para saludar como para despedirnos.

También se utiliza para ofrecer las gracias o para solicitar algo, y siempre como una muestra clara de profundo respeto hacia el interlocutor.

En varias zonas de la india se ha universalizado y usa para saludarse no solo entre hindúes sino entre personas de todas las religiones que habitan en la región.

Esta universalidad se ha expandido a occidente y cada vez es más común su uso, aunque lamentablemente sin un conocimiento claro de lo que significa.

Namasté supone que toda la gente tiene la misma esencia divina, son partes indivisibles de un mismo Universo. Esto en sí mismo, dota a Namasté de una tremenda fuerza pacificadora.

La traducción así de Namasté es complicada, pero su significado podría ser:

Yo honro el sitio dentro de ti

donde el Universo entero reside.

Yo honro el sitio dentro de ti de amor y luz,

de verdad, y paz.

Cuando tú estás en ese lugar en ti,

y yo estoy en ese lugar en mí,

somos sólo Uno

¿Cuál es el concepto espiritual de la palabra Namasté?

Al ser una palabra procedente del sánscrito, la lengua espiritual más especial se puede interpretar con una más grande hondura. El gesto Namasté representa la creencia de que hay una chispa divina en el interior de todos y todos nosotros que está en el chakra del corazón. Es un reconocimiento del alma de un individuo en el alma del otro.

La chispa divina que hay en mí reconoce la chispa divina que hay en ti.

La palabra namas también puede significar nada mío, dando así un concepto de humildad total respecto al que lo recibe. La incorporación de las manos al corazón consigue que se constituya un vínculo auténtico y bastante más profundo entre la gente que lo hacen.

“Namasté es una manera de honrar a la otra persona desde la parte más profunda de nuestro ser.”

Como realizar el gesto de Namasté

Para llevar a cabo Namasté sintiendo totalmente su concepto, ubicamos las manos juntas, palma contra palma a la altura del corazón, cerramos los ojos, e  inclinamos sutilmente la cabeza. A este gesto se le denomina mudra. En Japón a esta posición pero con el cuerpo sutilmente más inclinado se le llama gassho.

En el hinduismo, la palma zurda representa la cabeza del devoto y la palma de la mano derecha representa la planta de los pies de Dios.

La mano derecha representa la naturaleza más alta, la espiritual, en tanto que la izquierda representa el ego mundano. La inclinación de la cabeza es una muestra simbólica de respeto total y humilde.

La persona que hace el gesto de juntar ambas manos descarta sus diferencias con la persona a la que reverencia, y se conecta con ella.

La posición está enlazada al chakra del corazón. Y tenemos la posibilidad de decir que es una posición que se ejecuta para intensificar el fluido recibido de amor divino. La inclinación y cerrar los ojos es un gesto metafórico que contribuye a la rendición de la cabeza frente a la divinidad que se encuentra en el corazón.

También se puede hacer situando las manos en la misma posición pero enfrente del rostro, es decir donde se sitúa el tercer ojo, inclinando la cabeza, y después traer las manos hacia el corazón. Esta es una manera fundamentalmente sentida y profunda de respeto.

Si lo hacemos por encima de la cabeza se tratará de un saludo único a una divinidad o santidad.

En la India, se sabe que el gesto en sí mismo significa Namasté, por lo que no es requisito decir palabra alguna mientras se realiza el gesto. Sin embargo en los países occidentales, se acostumbran hacer el gesto mientras se pronuncia la palabra.

En el planeta de la meditación también se puede hacer el gesto de Namasté como asistencia para la realización de la misma y para reforzar más en el chakra del corazón.

Namasté yoga y meditación

Comúnmente la palabra Namasté está circunscrita a los ámbitos del yoga y disciplinas similares, como entre otras cosas la meditación. Si practicas alguno de estas disciplinas asiduamente o has asistido a alguna clase para iniciarte, te habrás dado cuenta que lo habitual es que el instructor la diga al inicio y en el final de la clase.

Recuerdo que la primera oportunidad que yo la escuche fue en una clase de yoga y la intriga por entender lo que significaba no se satisfizo hasta que al finalizar la clase salí corriendo para llegar cuanto antes a casa y averiguar su concepto en la enciclopedia familiar.

Hay ocasiones que únicamente se ejecuta el saludo en el final de la clase, al hallarse la cabeza más tranquila y la salón con un ámbito bastante más relajado, por lo cual el sentido espiritual de su realización es bastante más poderoso, debido a que la energía está más estabilizada, bastante más propicia para la integración de este bonito mensaje.

Como integrar Namasté en nuestro día a día

Cuando aprendido lo que verdaderamente significa esta extraordinaria palabra, lo que debemos llevar a cabo es intentar proteger su esencia y no desvirtuarla.

Esto quiere decir que no es favorable que la “regalemos” a otros si antes no interiorizamos su consideración y contenido espiritual, y somos capaces de hacerla y/o decirla con toda su esencia, amor y universalidad. Recuerda que namasté únicamente se sabe desde el ser.

Sinceramente si deseamos cambiar este planeta, si deseamos llevar a cabo un universo mejor, va siendo hora de que demos pasos de enorme, el tiempo corre en nuestra contra, y que incorporemos hábitos que nos acerquen de alguna forma a los que nos cubren. Esta forma de comunicación y podría decir que hasta de comprender la vida nos logre dar varios provecho para lograr la paz interior.

¿Qué opinas? ¿Te gustó el artículo? ¿Nos dejas un comentario?  Namasté.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here