Rasgos que definen a las personas con un Sexto Sentido desarrollado

2409

El sexto sentido es la capacidad natural del ser humano por intuir. Hablamos de esa voz interior que nos llega desde la lucidez de esas corazonadas a las que no todos dan validez. Sin embargo, las ideas “sentidas” tienen, a veces, mucho más valor que las ideas “pensadas”, porque son el reflejo de nuestro auténtico ser.

Ahora bien, pero… ¿podemos fiarnos realmente de nuestro sexto sentido? La respuesta es sencilla: hay que darle el valor que merece. Porque no estamos hablando en absoluto de “percepciones extrasensoriales” ni de “precognición”. Las intuiciones son ideas que nos regala el cerebro casi sin saber cómo. El sexto sentido, en realidad, es una delicada búsqueda por nuestros océanos inconscientes para hallar una respuesta adecuada en un instante de necesidad.

A veces, al conocer a una persona, hay una voz interna que nos indica que no es de fiar. Cuando hemos de tomar una decisión sobre algo, aún después de meditarla, elegimos la opción que habíamos sentido desde el principio. El sexto sentido siempre está ahí, presente pero oculto. Discreto, pero guiando, modelando muchas de nuestras reacciones, de los caminos que tomamos en la vida.

Características de las personas con sexto sentido

sexto sentido

Hemos de saber en primer lugar que el sexto sentido puede entrenarse y trabajarse día a día. No obstante, podemos resumir los rasgos generales de las personas con mayor intuición a través de estas características:

  • Escuchan su voz interior.
  • Se conectan con su soledad de forma frecuente. Se deleitan de estos instantes.
  • Son personas muy creativas.
  • También suelen ser muy analíticas.
  • Son también personalidades muy observadoras que practican la atención plena.
  • Escuchan a sus cuerpos con una finalidad muy concreta: para aprender a sintonizar su cuerpo y prestar así más atención a sus “corazonadas”.
  • Toman en cuenta sus sueños.
  • No les agradan las reglas.
  • Asumen riesgos.
  • Cometen muchos errores y aprenden de ellos.
  • Son independientes.

Asumir una perspectiva vital basada en estas estrategias nos llevará sin duda por caminos más liberadores, más satisfactorios. Porque al fin y al cabo el intelecto siempre tiene la razón, pero la intuición rara vez se equivoca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here