Hay personas esperando que las abraces, mientras no sueltas a quien te lastima

2405

Para muchos, en especial para quienes se sienten más cómodos estando relacionados con alguien, inclusive cuando en esa relación no encuentran lo que les gustaría para sí, resulta complicado establecer puntos finales cuando están sumergidos en relaciones que les lastiman.

Ciertamente es difícil no tener expectativas, no esperar algo de alguien, no tener sueños asociados a una persona, pero así como podemos ilusionarnos, soñar y esperar, debemos entender que muchas veces esos sueños se nos vuelven pesadillas y es momento de reaccionar a favor de nosotros mismos, generando cambios.

Los cambios que debemos procurar son aquellos que nos devuelvan o nos den, si no lo hemos experimentado, un estado de paz, en donde el amor propio, la dignidad y la protección hacia nosotros mismos marquen las pautas.

Muchas veces son necesarios cambios sutiles, realizando ajustes de límites, enfocando nuestra atención en algo que amemos, recobrando relaciones que nos nutren y que nos permiten ver el lado amable de las relaciones que pudimos haber olvidado, eso quizás nos permite reenfocar nuestra relación y orientarla a donde la queremos llevar sin que sea necesaria una ruptura.

Por otra parte, si el deterioro es grande, si de verdad lo que nos gustaría, estamos clarísimos, de que no lo obtendremos con ese alguien que hoy nos acompaña, las medidas deben ser más radicales.

Sí, puede dar miedo, puede ser frustrante, puede que hayamos invertido mucho tiempo y energía en esa persona, pero si no va a funcionar, pues mucho más lamentable y aterrador es lanzarnos durante mucho más tiempo por el mismo tobogán conocido, que no tiene un recorrido agradable y que mucho menos tiene un final feliz.

La vida es un regalo, no debemos postergar por mucho tiempo nada que entendamos necesario. Nos dolerá, pero será por ahora, no para siempre. Lo más difícil de alejarnos de relaciones inconvenientes es tomar la decisión, pero cuando nos convencemos de que merecemos más de la vida, la vida nos coloca frente a personas y situaciones que estarán en sintonía con ese merecimiento.

Siendo amables con nosotros mismos, veremos presentes en nuestras vidas muchas muestras de amor, veremos maravillosas oportunidades, entenderemos que podemos ser nuestra mejor compañía, que no tenemos que estar con nadie por miedo a estar solos, que la soledad también es un estado maravilloso y que cuando lo valoramos, nadie puede acercarnos a ofrecernos menos de lo que nosotros mismos nos damos.

Así que deja de aferrarte a lo que te lastima y comienza por abrazarte tú mismo, que cuando te ames de corazón, sobrarán los brazos que te quieran abrazar y amar, con ese amor bonito que llena y nutre el alma.

Por: Sara Espejo – Rincón del Tibet

3 Comentarios

  1. Puedo decir que se trata de un análisis certero, pues son rasgos que se ajustan a una personalidad subrepticia, más esto implica que deberé hacer alguna metamorfosis puesto que de esto se trata este tema. Suerte para todos los interesados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here