Elige una carta y recibe un mensaje de los espíritus elementales

3484

Esta especie de entidades pertenece al dominio de la Naturaleza, llenan con su presencia los elementos, residen generalmente en lugares lejanos de los habitados: los valles, las montañas, los desiertos y las selvas.

Se los conoce con el término de Espíritus Elementales o Escuálidos; el estudio de estos seres se denomina Elfología, cuyo patrono es el dios egipcio Anubis (= San Cristóbal).

Los espíritus inferiores o Elementales son personalidades muy simples, incapaces de encarnarse en el mundo material, pero capaces de asumir forma humana, en general de dimensiones pequeñas, y de mostrarse a aquellos que tienen facultades mediúmnicas.

Generalmente son espíritus buenos y a veces burlones, pero también los hay malos, vagan por el universo siempre en busca de acción y todo lo que se encuentra a su paso les sirve de instrumento para manifestarse. Su cuerpo está compuesto por nubecillas de materia sutil, susceptibles, cuando se condensan, de hacerse visibles, en este caso asumen el aspecto del ser que tienen más cerca.

Son las potencias de la Naturaleza, es decir, los que hacen aquello que generalmente es atribuido a la Naturaleza. La existencia y el poder de estos espíritus están admitidos desde hace mucho tiempo.

Según Paracelso todos los elementos tienen un alma y están vivos, en consecuencia, existe una clasificación de estos espíritus correspondientes a los cuatro elementos. Tal clasificación se divide en:

Aire: Silfos y Sílfides, Gigantes, Gerontes.

Agua: Ondinas, Sirenas, Náyades, Nereydas, Duendes del Agua.

Tierra: Duendes, Gnomos, Trolls.

Fuego: Salamandras, Gárgolas, Dragones.

Por lo tanto, elige tu carta de los espíritus elementales que te agrade, por favor no elijas por elegir.

Atiende esa voz que te indica cual carta escoger, pues justo en esa carta hay un mensaje para tu vida.

A continuación descubre su maravilloso mensaje.

1. Tú puedes, solo se paciente

Esta carta llega hasta tu vida para decirte que cosas maravillosas están próximas a suceder. Es probable que tengas muchas preguntas: que hacer, qué decisión tomar, hacia donde debo ir. Y aunque algunas veces perdamos la calma (e incluso la fe y la paciencia) lo importante es comprender que algún día, muy pronto, todo tendrá sentido, que cada cosa que deba suceder, sucederá, naturalmente, en el momento preciso y por las mejores razones.

Cada situación que experimentas tiene un propósito para tu vida. Por esta razón conserva la paciencia, llénate de optimismo, trabaja cada día con amor y continua avanzando por la senda de tus sueños.

Muy pronto verás cómo tus grandes retos de hoy se convierten en tus mayores alegrías de mañana.

No importa cuántas veces te derriben, sigue levantándote, Dios ve tu determinación y te va a premiar cuando lo necesites.

2. La paz que anhelas pronto llegará a tu vida

Esta carta llega hasta tu vida para recordarte que cada situación que ocurre tiene un propósito en tu experiencia de vida. Lo importante es mantenerse fuerte, confiando en que Dios camina siempre a tu lado y que una cosa es tu destino y otra tu camino.

Estar atravesando por el medio de una tormenta no significa que no te dirijas hacia el sol.

Por eso hoy, con mucho amor y mucha fe, abre tus brazos, cierra los ojos, respira profundamente y di: Yo sé que cada evento en mi vida es parte de tu plan, solo dame de tu paz y ayúdame a salir adelante con la fuerza de tu amor infinito.

 Cosas maravillosas pronto han de llegar. 

3. Tus sueños serán realidad

Es maravilloso vivir con una mente que sueña, que imagina, que proyecta. Pero aún más maravilloso que soñar es tener el valor para convertir los sueños en realidad, pues un sueño sin acción es solo ilusión. Es hora de ponerte de pie, analizar tus posibilidades y empezar a dar pasos en el camino de tus anhelos.

No debes correr una maratón en tu primer día, lo importante es empezar a avanzar y cada día seguir avanzando, así sea un solo paso, lo fundamental es no detenerte.

Si tuviste la capacidad de soñarlo es seguro que tienes la capacidad de lograrlo, un poco más de disciplina y constancia hará la diferencia.

Si siembras lo mejor de ti, la vida te devolverá lo mejor de ella, pues Dios te promete que lo que siembras, eso cosechas

4. El universo conspira a favor de los soñadores

Cuando estás comprometido con tus sueños, Dios mueve el universo para que comience a conspirar a tu favor y de una manera maravillosa y casi inexplicable empiezan a aparecer personas, recursos y situaciones que te acercan al lugar en donde quieres estar.

Pero no se trata de un compromiso superficial, debes comprometerte en cuerpo y alma con todo lo que eso significa: aprovechar tu tiempo, dar siempre lo mejor de ti así nadie te esté observando, ser bondadoso y confiar en la bondad de la vida.

Eres artífice de tus sueños y arquitecto de tu propio destino; comprométete con tus más grandes anhelos y veras como cada día, a cada momento la vida se pone de tu lado y Dios te guía por el camino que te llevará a tu meta.

Recuerda siempre: ¡Sonreír, agradecer y abrazar tu amada vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here