Tabla de enfermedades y su curación metafísica

3960

TABLA DE ENFERMEDADES O CARENCIAS Y SU CURACIÓN METAFÍSICA LA ENFERMEDAD NOS HABLA DEL ESTADO DE NUESTRA ALMA.

Alguna vez nos hemos preguntado por qué nos ponemos enfermos? O por qué unos niños nacen sanos y otros no?. Yo me lo he preguntado cientos de veces, y la única explicación lógica que he encontrado ha sido la reencarnación del espíritu. Supongamos que vivimos varias vidas, supongamos que tenemos que partir de un alma inocente e infantil para llegar a un alma madura e iluminada. Supongamos que para ello encarnamos nuestra alma en un cuerpo que nos ayuda a vivir en el planeta donde tenemos que aprender y supongamos, que como no nos acordamos de nada cuando estamos encarnados en él, es este, a través de la enfermedad o síntoma, el que nos hace ver como se encuentra nuestra alma.

Y así podemos llegar a comprender que es el alma quien nos cuenta como se encuentra a través de las enfermedades o síntomas de nuestro cuerpo. Así llegamos a la conclusión de que si podemos descifrar el significado de los síntomas podríamos ayudar a nuestro cuerpo a curarse a través de la comprensión espiritual. Por supuesto que los especialistas nos arreglan el síntoma, pero si no hemos arreglado el interior, este nos estará merodeando hasta que solucionemos el problema del espíritu. Me vienen a la memoria un par de libros muy buenos con respecto a este tema, que nos pueden ayudar muchísimo (La enfermedad como camino de Thorwald Dethelefsen y Rüdiger Dahlke y Sana tu cuerpo de Louise L. Hay), y que independientemente de que los leáis, voy a tratar de hacer un pequeño abecedario del significado de los síntomas de una enfermedad con relación al estado de nuestra alma, y lo que esta trata de hacernos ver para que podamos ayudarla a evolucionar como espíritu que un día fue, y que cuando abandonemos el cuerpo volverá a ser, en definitiva, lo que trata de hacernos ver es que tenemos que conseguir las metas que para la encarnación un día nos propusimos.

Es muy importante para nuestra superación personal que tratemos de cambiar viejas pautas que han arraigado en nuestra mente, y que han echado raíces en el sentimiento, es decir, nos las creemos totalmente, nos sentimos incapaces de vivir la vida de otra manera, desde otro ángulo. Los síntomas hacen sinceros a los seres humanos. El conflicto crónico consume energía constantemente. Las decisiones liberan.

SÍNTOMAS DE LA ENFERMEDAD O REFLEJOS DEL ALMA.

La tabla que viene a continuación, te ayudará a buscar los síntomas que reflejan, algunas de las enfermedades que a menudo padecemos, si tratáramos de entenderlos nos ayudaría a curarnos desde el interior de nuestro ser. El síntoma, al hacer aflorar elementos reprimidos, hace sinceros a los seres humanos. Estas enfermedades nos están mandando un mensaje muy claro para que cambiemos de comportamiento, paremos o meditemos, nos están diciendo dónde fallamos, en qué tenemos que superarnos, dónde tenemos una CARENCIA importante.

Fuente: Louis L. Hay. Sana tu cuerpo.

Busca tu dolencia alfabéticamente

SÍNTOMA – CAUSAS QUE LO ORIGINAN

Aparato genital: Sexualidad

Aborto espontáneo: Miedo del futuro. Programación inoportuna

Accidentes: Incapacidad de hacerse valer. Rebelión contra la autoridad.

Achaques: Ansia de amor. Deseos de ser abrazado.

Acné: No aceptación de uno mismo. No gustarse.

Addison, enfermedad de: Grave desnutrición emocional. Cólera contra uno mismo.

Adicciones: Enfado por tomar decisiones equivocadas.

Alcoholismo: Sensación de futilidad, culpa e incapacidad. Rechazo de uno mismo.

Alergias: ¿Alérgico a quién?. Negación del propio poder.

Aliento desagradable: Rabia e ideas de venganza. Experiencias que respaldan.

Alzheimer, enfermedad de: Negarse a enfrentarse a la vida. Desesperanza y desamparo.

Amenorrea: Deseos de no ser mujer. No gustarse.

Amigdalitis: Miedo, emociones reprimidas. Creatividad sofocada.

Amnesia: Miedo. Huida de la vida. Incapacidad de defenderse.

Ampollas: Resistencia. Falta de protección emocional.

Anemia: Actitud de “sí, pero”. Falta de alegría. Miedo a la vida. Sentimiento de no valer lo suficiente.

Anginas: Falta de confianza en el proceso de la vida.

Ano: Zona de liberación de deseos.

– Absceso: Cólera relacionada con aquello que no se quiere soltar.

– Comezón o prurito: Culpa por el pasado. Remordimiento

– Dolor: Culpa. Deseo de castigo. “No valgo”.

– Fístula: Liberación incompleta de desechos. Aferrarse a las basuras del pasado.

Anorexia: Negación de la propia vida. Mucho miedo. Rechazo y odio hacia uno mismo.

Apatía: Resistencia a sentir. Freno a la sensibilidad. Miedo.

Apendicitis: Miedo a la vida. El flujo del bien está bloqueado.

Apetito, pérdida del: Protección del yo. Desconfianza de la vida.

Apetito excesivo: Necesidad de protección. Juzgar las emociones.

Arañazos: Sensación de que la vida es una estafa, de que la vida desgarra.

Arrugas: Pensamientos depresivos. Resentimiento con la vida

Arterias: Portadoras del júbilo de la vida.

Articulaciones: Representan cambios en la orientación de la vida y la facilidad o dificultad con que se realizan.

Artritis: Sensación de no ser amado. Actitud de crítica. Resentimiento.

– Artritis reumatoides: Fuerte crítica de la autoridad. Sensación de ser explotado.

Asfixia, ataques de: Temor. Desconfianza en el proceso de la vida. Estancamiento en la infancia.

Asma: Sofocamiento del amor. Incapacidad de respirar solo. Sensación de ahogo. Llanto reprimido.

Asma en los niños y bebés: Temor a la vida. Deseo de no estar aquí.

Astigmatismo: Problemas con el “yo”. Temor a verse realmente.

Boca: Apertura.

Bazo: Obsesión. Tendencia a abandonarse.

Biliares, cálculos: Amargura. Pensamientos rígidos. Juicios condenatorios. Orgullo.

Boca: Representa la incorporación de nuevas idas y sustento.

– Problemas: Opiniones rígidas. Mentalidad cerrada. Incapacidad de aceptar ideas nuevas.

– Llagas: Palabras enconadas retenidas por los labios. Tendencia a culpar.

Bocio: Odio por haber sido agraviado. Víctima. Sentimiento de frustración, de insatisfacción.

Brazos: Representan la capacidad y habilidad para abrazar las experiencias de la vida.

Bronquitis: Ambiente familiar conflictivo. Peleas y gritos. A veces, silencio.

Bulimia: Terror desesperado. Frenético atiborramiento y purga de odio a uno mismo.

Cabello: Libertad, poder

Cabeza, dolores de: Invalidación de uno mismo. Autocrítica. Miedo

Caderas: Transportan el cuerpo en perfecto equilibrio. Principal empuje para avanzar.

– Problemas: Miedo de tomar decisiones importantes. No hay hacia donde avanzar.

Calambres: Tensión y miedo. Aferramiento, sujeción.

Callos: Zonas de pensamientos endurecidas; aferramiento terco al dolor del pasado.

Callosidades: Conceptos e ideas endurecidas. Miedo solidificado.

Calvicie: Miedo y tensión. Intento de controlarlo todo. Desconfianza en el proceso de la vida.

Canas: Estrés. Sumisión a la presión y esfuerzo excesivo.

Cáncer: Herida profunda. Rencor que se mantiene mucho tiempo. Secreto o aflicción profunda que carcome. Carga de odios. Creer que todo es inútil.

Cansancio, fatiga: Resistencia, aburrimiento. Falta de amor por lo que uno hace.

Cara: Representa lo que mostramos al mundo.

Cataratas: Incapacidad de mirar hacia adelante con alegría. Futuro sombrío.

Celulitis: Cólera acumulada y autocastigo.

Cerebro: Representa el ordenador, el teclado.

– Tumor: Información incorrecta de las creencias. Obstinación. Negarse a cambiar viejas pautas.

Cerebrovascular, accidente: Rendición. Resistencia. “Antes morir que cambiar”. Rechazo a la vida.

Ciática: Hipocresía. Temor al dinero y al futuro.

Cifosis o joroba: Incapacidad para fluir con la Vida. Temor y aferramiento a viejas ideas. Desconfianza en la vida. Falta de integridad. Falta de valentía en las convicciones.

Circulación: Representa la capacidad de sentir y expresar las emociones de formas positivas.

Codos: Representan los cambios de dirección y la aceptación de experiencias nuevas.

Colesterol: Obstrucción de los canales del júbilo. Miedo de aceptar la alegría.

Cólicos: Irritación mental, impaciencia. Molestia por el entorno.

Colitis: Inseguridad. Representa la facilidad para dejar marchar lo que está superado.

Colon, mucosidades en el: Acumulación de pensamientos antiguos y confusos que obstruyen el canal de la eliminación. Revolcarse en el fango del pasado.

Colon irritable: Temor a relajarse. Inseguridad.

Columna: Apoyo flexible de la vida.

Coma: Miedo. Intento de escapar de alguien o algo.

Conjuntivitis: Enfado y frustración por lo que se ve en la vida.

Convulsiones, ataques: Deseo de huir de la familia, de uno mismo o de la vida.

Corazón: Capacidad afectiva. Representa el centro del amor y la seguridad.

– Ataque: (infarto de miocardio): por ganar dinero o posición se ha arrancado toda la alegría del corazón.

– Problemas: Viejos problemas emocionales no resueltos. Falta de alegría. Endurecimiento del corazón. Entrega al esfuerzo y al estrés.

Cuello: (vértebras cervicales): Representa la flexibilidad; la capacidad de ver lo que hay detrás.

– Problemas: Negativa a ver otros aspectos de un asunto. Terquedad, inflexibilidad.

Cuerpo, lado derecho: Representa la emisión, la donación, la energía masculina, el hombre, el padre. Cuerpo, lado izquierdo: Representa la receptividad, la comprensión, la energía femenina, la madre.

AAA

Debilidad: Cansancio mental

Dedos: Detalles de la vida

Pulgar: El intelecto y la inquietud

Índice: El yo y el miedo

Medio: La cólera y la sexualidad

Anular: Las uniones y la aflicción

Meñique: La familia y la falsedad

Dedos artríticos: Deseo de castigar. Acusación. Sentirse víctima.

Dedos de los pies: Representan los detalles del futuro.

Demencia: Negativa a enfrentar el mundo tal como es. Desesperanza y rabia.

Depresión: Enfado que no se tiene derecho a sentir.

Desmayos, desvanecimientos: Incapacidad para afrontar una situación. Apagón de la conciencia.

Diabetes (hiperglucemia): Nostalgia de lo que pudo haber sido. Gran necesidad de controlar. Tristeza profunda. Ni restos de dulzura.

Dientes: Representan las decisiones. Agresividad, vitalidad

– Problemas: Indecisión mantenida mucho tiempo. Incapacidad de analizar las ideas para decidir. Distrofia muscular: “No vale la pena crecer”.

Dolor: Culpa.

Eccema: Antagonismo intenso. Erupciones mentales.

Edema: ¿De qué o quién no quieres desprenderte?

Encías: Confianza.

Encías, problemas de: Incapacidad de mantener decisiones. Indiferencia ante la vida.

Encías sangrantes: Falta de alegría en las decisiones que se toman en la vida.

Endometriosis: Inseguridad, decepción y frustración. Sustitución del amor a uno mismo por azúcar. Tendencia a culpar.

Enfermedad crónica: Rechazo al cambio. Temor al futuro. Sensación de inseguridad.

Enfermedad incurable: Está en un punto en que no se puede curar por medios externos. Es preciso ir al interior para curarla. Vino de ninguna parte y volverá a ninguna parte.

Enfermedades de la infancia: Fe en los calendarios, convenciones y leyes falsas. Comportamiento infantil de los adultos que rodean al niño.

Enfermedades de transmisión sexual: Sentimiento de culpa por la sexualidad. Necesidad de castigo. Idea de que los genitales son algo sucio y pecaminoso. Maltrato a otra persona.

Entumecimiento u hormigueo: Represión en la manifestación del amor y la consideración. Morir mentalmente.

Enuresis: Miedo a uno de los progenitores, sobre todo al padre.

Envejecimiento, problemas del: Convenciones sociales. Vieja forma de pensar. Miedo a ser uno mismo. Rechazo del presente.

Envenenamiento por alimento: Permitir que otros asuman el control. Sentimiento de indefensión.

Epilepsia: Sensación de ser perseguido, de intensa pugna. Rechazo de la vida. Violencia contra uno mismo.

Equilibrio, pérdida del: Pensamiento disperso, descentrado.

Eructos: Tragarse la vida con demasiada rapidez.

Escalofríos: Contracción mental, alejamiento, retraimiento. Deseo de retirarse. “Déjenme en paz”. Esclerodermia: Autoprotección contra la vida. Desconfianza de la propia capacidad de cuidarse.

Esclerosis lateral amiotrópica: Resistencia a aceptar la propia valía. Negación del éxito.

Esclerosis múltiple: Rigidez mental, dureza de corazón, voluntad de hierro, inflexibilidad. Miedo.

Espalda: Representa el apoyo de la vida. Rectitud.

Parte superior, problemas: Falta de apoyo emocional. Sensación de no ser amado. Freno en la manifestación del amor.

Parte media, problemas: Culpa. Atascamiento en el pasado. Sensación de carga.

Parte inferior, problemas: Miedo al dinero. Falta de apoyo económico.

Espada inclinada: Transporta las cargas de la vida. Desvalimiento y desesperanza.

Espasmos: Tensión debida al miedo.

Espinilla (de la pierna), problemas: Ideales rotos. La espinilla representa el estilo de vida.

Esqueleto, problemas: Desmoronamiento de la estructura. Los huesos representan la estructura de la vida.

Esterilidad: Miedo y resistencia al proceso de la vida. O no tener necesidad de vivir la experiencia de tener hijos.

Estómago: Sensibilidad, aceptación, digiere las ideas.

Problemas: Temor a lo nuevo. Incapacidad de asimilar lo nuevo.

Estrabismo convergente: Deseo de no ver el exterior. Objetivos contradictorios.

Estrabismo divergente: Temor a mirar al presente, el aquí y el ahora.

Tabla de enfermedades y su curación metafísica PARTE 2

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here