“Superluna de sangre”: Cómo nos afectará a cada uno esta energía cósmica

15240

El segundo eclipse del año podrá verse en América y se espera que la Luna se vea con colores deslumbrantes.

El 2019 empieza con dos eventos astronómicos importantes. El primero, tuvo lugar el domingo 6 de enero y fue un eclipse parcial de sol. Este no se pudo ver por todo el mundo, sino que sólo se vio desde Asia y otros países del norte del Pacífico.

Dos semanas después, el 20 y 21 de enero habrá una segunda oportunidad para todos aquellos que vivimos en América del Sur. Esos días será el eclipse total de luna. Podrá verse también desde América del Norte.

El nombre que recibirá este eclipse será Superluna de Sangre de Lobo, debido a los colores rojizos que tomará la luna.

Superluna de Sangre de Lobo

Los eclipses lunares ocurren cuando la Luna, el Sol y la Tierra se alínean perfectamente. Se conoce como “Luna de Sangre” al efecto visual que se produce cuando parte de la luz solar que atraviesa la atmósfera de la Tierra se curva alrededor del borde del planeta tierra y se posa sobre la superficie lunar, adoptando un color rojizo. Es importante saber que es sólo un efecto visual, y que la Luna sigue siendo del característico color gris.

Este eclipse total se dará en el momento justo en que dos fenómenos más ocurrirán y por eso su relevancia. Por lado, la “Superluna”, que es cuando el astro se acerca un 10% más a la Tierra, y por otra parte, esta será la primera luna llena del año, evento que los antiguos habitantes estadounidenses junto con las poblaciones europeas de la Edad Media llamaban “Luna de Lobo”.

Cuándo podrá verse el eclipse

Según informaron desde la NASA será uno de los eventos astronómicos más relevantes que ocurrirán en el 2019.

Comenzará la noche del 20 de enero, empezando a las 23:30 y seguirá hasta un poco antes de las 3 de la mañana.

Una mirada desde la astrología

La astróloga Patricia Kesselman comparte su mirada desde la astrología.

Este año 2019 se producirán 5 eclipses. En esta primera temporada el eclipse parcial de Sol del 6 de enero y el total de luna del 21 del mismo mes.

En la segunda temporada se producen el total de Sol del 2 de julio (muy promocionado ya que será visible desde parte de nuestro territorio) y el del 18 de julio parcial de luna y el 26 de diciembre, solar anular. Los eclipses más importantes son los de Sol y, asimismo, cuanto mayor es el oscurecimiento del luminar (Sol o Luna) eclipsado, mayores, serán sus efectos. Hay que recordar que los eclipses no son configuraciones, en general, favorables, para la Tradición astrológica porque corresponden a una falta de luz.

Será importante qué punto o casa de la Carta natal afecte, y, en qué sector (casa astrológica) se ubique para conocer dónde pueden manifestarse más claramente sus consecuencias, pero para eso habrá que conocer nuestra Carta Natal ya que podemos tener planetas en puntos sensibilizados, aunque no lo sepamos. El eclipse no tiene que tocar solamente en nuestro signo solar para que nos afecte. Los eclipses traen cambios de dirección inesperados o eventos que parecen “destinados” a suceder, cuando tocan un punto sensible cualquiera en la carta. La zona de ocurrencia del eclipse es la zona de afectación donde más intensamente se sienten sus efectos.

El Eclipse del 21 de enero

El eclipse del 21 de enero se produce en el primer grado de Acuario, es un eclipse total de Luna. Un Eclipse Lunar siempre es una Luna llena y usualmente marca finalizaciones o situaciones culminantes

Sin embargo, durante los eclipses de Luna nuestras emociones y sentimientos pueden desbordarse hasta un punto de ser percibidos claramente por los demás, pueden presentarse momentos de alteración, desorden, desconcierto o confusión, un sentimiento teñido de nostalgia o pesimismo por cosas de la vida que uno siente que está dejando atrás, y, lo que parece ser, en realidad no es.

Este eclipse también tiene una importante carga de tensión ya que se produce a minutos del aspecto partil (aspecto exacto) de la cuadratura de Marte con Saturno. Cuando dos configuraciones se producen al tiempo, se potencian.

Un eclipse de Luna es altamente emocional y la cuadratura de Marte con Saturno un aspecto tensional que, además, movilizará el punto del eclipse del 6 de enero ya que Marte hace aspecto a ese punto. Habrá que bajar muy a tierra las energías evitando desbordarse y confundirse.

Durante un eclipse podemos sentirnos más emocionales, especialmente si el eclipse es lunar (Luna Llena), por lo cual nuestro juicio no será el más correcto, no tendremos completa la información. Si es posible, será prudente esperar antes de decidir. El eclipse puede causar cambios de humor y desequilibrio en las personas.

Buena Vibra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here