Numerología y hogar: qué dicen sobre tu casa los dígitos de tu dirección

6386

Si vinculamos numerología y hogar, tendremos un panorama de cómo fluyen las energías dentro de la casa. Es que tu hogar es tu santuario personal, tu refugio, y el poder de los números influye notablemente en ella.

Los dígitos de tu dirección, como cualquier número importante en la vida, atraen energía. Por eso, analizarlos puede ayudarte a saber muchas cosas sobre tu vida, y sobre todo lo que te rodea.

También, conociendo la energía que atrae la numerología de tu hogar, puedes tomar decisiones respecto a cómo actuar para potenciarlas o disminuirlas.

Así que, para saber qué número rige tu casa, debes reducir los dígitos de tu dirección a una sola cifra.

Por ejemplo, si vives en Dakota Street 1239, debes sumar primero: 1 + 2 + 3 + 9. El resultado es 15. Entonces debes volver a sumar: 1 + 5. El número que rige tu casa es, por lo tanto, el 6.

Numerología y hogar: significado de cada número

Número 1

Los hogares regidos por el número 1 tienen una energía muy positiva. El número 1 atrae el poder y la realización.

Lo más probable es que dentro del hogar haya mucha independencia, y que sus habitantes sean personas con gran capacidad de acción.

Mucha gente visita los hogares regidos por el número 1, tiene gran atracción.

Número 2

El número 2 se vincula con la armonía, el orden y la tranquilidad. Las casas regidas por este número suelen ser muy acogedoras. Fluye una energía positiva dentro de ella que hace que todo el que entra se sienta a gusto.

No son hogares donde suela haber peleas ni discusiones fuertes y, en general, las cosas se arreglan. El gran desafío para quienes habitan en casas regidas por el número 2 es vencer las incertidumbres y los miedos, y animarse a crecer.

Número 3

El número 3 tiene que ver con la comunicación, la expresión, y las relaciones humanas. Por eso, las casas regidas por este número son muy abiertas, son el refugio para familia y amigos necesitando un poco de espacio.

Son hogares donde circula muy buena vibra, pero por momentos el hecho de que sean tan abiertas puede cambiar las energías del hogar. Sus habitantes deberían hacer cada poco tiempo una limpieza energética, para seguir disfrutando de sus visitas sin preocuparse.

Número 4

El número cuatro tiene que ver con la dureza, la rigidez. Las casas regidas por este número suelen ser muy sólidas, aunque un poco impermeables.

En el hogar vinculado al número 4 correrá una fuerte energía de lealtad y compromiso, y seguramente quienes vivan en ella conseguirán grandes cosas a partir de sus sólidos valores.

Número 5

El número 5 se caracteriza por el dinamismo. Es probable que las casas regidas por este número pasen largas temporadas vacías: es que no es de extrañar que a sus dueños les aparezcan todo tipo de viajes y salidas.

Es un hogar muy abierto, que siempre está en movimiento. Habrá cambios en él bastante seguido, y sus dueños deberían empezar a hacerse a la idea y aprender a disfrutarlo.

Número 6

El número 6 es el de los buenos anfitriones. Las casas regidas por este número serán sede de grandes eventos, banquetes y fiestas varias. Estará siempre repleta de grupos y amistades.

Quizá hay que tener cuidado con la ubicación de relojes, pues pueden fomentar la impaciencia y la ansiedad que este número trae consigo. Lo mejor para quienes viven en una casa regida por el 6 es focalizar en su propia relajación.

Número 7

El 7 es el número mágico por excelencia. Lleva dentro de sí el misterio y el misticismo. No es de extrañar, entonces, que en las casas regidas por este número pasen cosas extrañas.

Coincidencias brutales, grandes revelaciones, las mejores ideas. Todo eso puede suceder en un hogar regido por el número 7. También pueden aparecer cuestiones sobrenaturales, así que a estar atentos y no asustarse.

Número 8

El número ocho es el equilibrio, la fuerza, el poder, la prosperidad, la victoria, la buena administración del dinero. Las casas regidas por este número suelen ser prósperas y tranquilas.

Es común que sean casas que se expanden, y que sus miembros mejores rápidamente desde que viven en ella. Pues la energía que circula es, básicamente, la del éxito. Eso sí: como siempre, hay que saber manejarla, para que no nos arrastre hacia la soberbia y la intolerancia.

Número 9

El número 9, por ser el último, representa el equilibrio entre el poder y el esfuerzo, entre lo terrenal y lo divino. En las casas regidas por este número circula una energía muy vinculada con el arte, la expresión y sobre todo, la tolerancia y generosidad.

Son una especie de refugio para pobres y desamparados, el espacio del humanitarismo. Aun así, pueden ser casas muy solitarias y despersonalizadas, pues sus habitantes se deben más al afuera que al interior de su hogar.

¿Qué número rige tu hogar?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here