La leyenda del colibrí que puede cambiar el sentido que le das a la vida y a la muerte

444

Según cuentan los más sabios de los pueblos más antiguos, ésta es la razón por la cual los colibríes saltan de flor en flor y se alejan volando rápidamente hasta perderse entre las nubes.

Si alguna vez has tenido la oportunidad de ver un colibrí frente a ti, seguramente sabrás que son de las aves más hermosas del mundo. Aunque son consideradas las más pequeñas, su velocidad de vuelo y su llamativo plumaje deslumbran cada vez que se ven volar o posarse en una flor.

Por su colorida belleza, el colibrí (o picaflor) ha inspirado diferentes historias y leyendas que han seguido vivas hasta hoy; de hecho, para algunas culturas era un ser mágico y divino. Uno de esos relatos cambiará tu concepción sobre la vida (y la muerte). ¿Te animas a oírlo?

Cuenta la leyenda que cuando a un hombre o mujer le llega la hora de su muerte, su alma se desprende de su cuerpo y vuela libremente hasta posarse en una flor. Allí, oculta y a salvo, espera, viendo pasar los días y las noches, mojándose con la lluvia y protegiéndose del viento con cada pétalo que la resguarda. Dicen que en la flor, el alma se purifica, se perfuma, se conecta con la tierra que la ha visto nacer.

Pero un día llega a ella un colibrí y la descubre entre los pétalos. Si es la elegida y le ha llegado el momento, amorosamente la recoge y la lleva sobre su cuerpo volando hacia el paraíso.

Ésa, según cuentan los más sabios de los pueblos más antiguos, es la razón por la cual los colibríes saltan de flor en flor y se alejan volando rápidamente hasta perderse entre las nubes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here