¿Guardar los dientes de leche puede salvar la vida de tu hijo?

593

Una investigación demuestra que guardar los dientes de leche adecuadamente puede ayudar a obtener células madre y curar enfermedades.

Si tienes hijos o estás a cargo de otros niños pequeños, que aún no tienen la dentadura definitiva, esta información puede resultarte sorprendente y útil. Más allá de mantener un recuerdo de la primera infancia, un estudio demostró que conservar los dientes de leche puede ayudar en el futuro a tratar enfermedades. ¿Cómo? Con células madre.

¿Qué son las células madre?

Todos los humanos nacemos con células madre, algunos las conservan guardando adecuadamente su cordón umbilical. Según Mayo Clinic:

“Las células madre son la materia prima del cuerpo; son las células a partir de las cuales se generan todas las otras células con funciones especializadas. En las condiciones adecuadas dentro del cuerpo o en el laboratorio, las células madre se dividen para formar más células, llamadas células hijas”.

A través de distintas investigaciones, las células madre postnatales se han aislado a partir de una variedad de tejidos que incluyen: médula ósea, cerebro, piel, folículos pilosos, músculo esquelético y pulpa dental.

¿Hay células madre en los dientes de leche?

Una investigación realizada en el 2003 publicada por National Academy of Sciences demostró que conservar los dientes de leche adecuadamente puede ser una forma de obtener células madre.

Según los investigadores, aislar las células madre postnatales humanas de alta calidad es un objetivo importante para la investigación con células madre.

En este estudio, encontraron que el diente caducifolio humano (de leche) exfoliado contiene células madre multipotentes. Se identificaron células altamente proliferativas, clonogénicas, capaces de diferenciarse en una variedad de tipos de células que incluyen células neuronales, adipocitos y odontoblastos.

Después del procedimiento, se descubrió que las células madre pueden inducir la formación de hueso y generar dentina en los individuos. Esta investigación muestra que un órgano humano naturalmente exfoliado contiene una población de células madre que son completamente diferentes de las células madre previamente identificadas.

Expectativas

Los investigadores plantean que los dientes exfoliados pueden ser un recurso inesperado único para las terapias de células madre, incluido el autotrasplante de células madre y la ingeniería de tejidos.

Además, este estudio proporciona evidencia que indica que un diente caducifolio exfoliado de origen natural es similar en algunos aspectos a un cordón umbilical, que contiene células madre que pueden ofrecer un recurso único de células madre para posibles aplicaciones clínicas.

Aunque aún no se trate de algo muy estudiado, guardarlos podría ser más útil de lo que creíamos hasta ahora.

Fuentes:

Mayo Clinic / National Academy of Sciences

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here