Esta es la mejor escuela del mundo, conoce tres cosas que las demás no tienen

1
3179

la mejor escuela del mundo

Más que un lugar donde estudiar arte, matemáticas y literatura; esta “Escuela del futuro” como ya algunos la llaman, ha sido diseñada pensando en los alumnos y en la comunidad.

La Escuela Saunalahti en Espoo, al oeste de Helsinki, es una metáfora moderna de la educación finlandesa: las mejoras en la arquitectura permiten mejorar la experiencia de aprendizaje.

La Escuela Saunalahti ha sido construida por Verstas Architects, un galardonado estudio de Helsinki. En otoño de 2010 abrió sus puertas a 750 alumnos, desde preescolares hasta adolescentes. El edificio, de 10.000 m2, ha sido objeto de un fenómeno inesperado: se ha convertido en una especie de cuarto de estar para todo el barrio y además cuenta con un sistema pedagógico con tres pilares principales:

1. Interacción y colaboración

Por supuesto, el colegio cuenta con aulas, pero su organización nada tiene que ver con las clases tradicionales: no hay pupitres individuales y cuentan con grandes ventanales; no sólo hacía el exterior, también hacía el resto de aulas. Todo el centro está diseñado para fomentar el trabajo en grupo, y cuenta con espacios más propios de una universidad, como los pasillos repletos de sillas y mesas donde los alumnos pueden estudiar o, sencillamente, sentarse a charlar.

escuela saunalahti
La escuela ha sido diseñada para fomentar el uso de aulas no tradicionales y distintos tipos de aprendizaje en grupo.

“El edificio está al máximo de su uso casi todas las horas del día. Hay un montón de sinergias de las que todo el mundo se puede aprovechar”

Pero el colegio no sólo fomenta la colaboración entre estudiantes, también entre estos y sus profesores con el resto de la comunidad. Además de albergar nueve cursos –en Finlandia no existen centros diferenciados para primaria y secundaria–, la escuela cuenta con un centro de día para ancianos, una guardería, una casa de la juventud, una biblioteca pública –que es a su vez escolar– y un gimnasio abierto a todos los ciudadanos.

“El edificio está al máximo de su uso casi todas las horas del día”, explica en This is Finland la directora del centro, Hanna Sarakorpi. “Hay un montón de sinergias de las que todo el mundo se puede aprovechar”. Durante el día los niños disfrutan de las clases, por la tarde sus padres acuden al gimnasio o la biblioteca y los fines de semana distintas asociaciones organizan actividades para todo el vecindario.

La idea es sencilla: si la vida comunitaria gira en torno a la escuela todo el mundo se preocupará de que esta funcione como es debido.

escuela saunalahti 2

2. Aprendizaje fuera del aula

El colegio está diseñado para fomentar un sistema pedagógico que prima el aprendizaje informal, donde el tiempo de recreo y clase es casi indistinguible. “Algunos estudiantes no se sienten cómodos en las aulas tradicionales”, explica en This is Finland Ilkka Salminen, una de las arquitectas que diseñó el centro. “Todos los espacios interiores y exteriores son potenciales lugares de aprendizaje”.

El colegio está repleto de espacios para sentarse, trabajar, estudiar y, por qué no, divertirse. A los niños les encanta explorar el extenso patio y sentarse a leer en los alféizares de las ventanas. El edificio está pensado para que no tengan en ningún momento la sensación de estar encerrados, algo muy habitual en los colegios tradicionales, por eso cuenta con enormes ventanales, algo esencial en un país en el que se echan en falta muchas horas de luz solar.

“Todos los espacios interiores y exteriores son potenciales lugares de aprendizaje”

escuela saunalahti 4
Las enormes ventanas de la escuela dejan entrar la máxima luz posible.

Desde el punto de vista arquitectónico está todo bien pensado: los patios de los niños más pequeños están orientados hacia el este, para recibir más luz solar, mientras que los estudiantes mayores, que pasan más horas en la escuela, reciben los rayos finales del día desde el tejado de cobre, suavemente inclinado para aprovechar hasta el último fotón.

“La amplitud de miras y el sentido de comunidad también pueden observarse en la arquitectura”, explica Salminen. “El corazón del edificio es un comedor multiusos donde se reúne todo el mundo. Se abre al patio de la escuela como si fuera un anfiteatro”.

3. Aprender haciendo

El sistema educativo finlandés da especial importancia al arte, la educación física y el trabajo manual, materias que, según diversos estudios, hacen que el rendimiento académico mejore en el resto de áreas. En el colegio de Saunalahti el gimnasio y los talleres son espacios fundamentales, con una situación privilegiada en el edificio, y puede observarse su actividad desde el patio y el recibidor principal, lo que hace que la importancia del trabajo físico esté aún más presente en el día a día de la escuela.

escuela saunalahti 3

Aldea Viral / Finland

Te gustó este Artículo?
Suscríbete y recibe nuestras últimas noticias, artículos y actualizaciones de Paradigma Terrestre directamente en tu Correo...

1 Comentario

  1. Este es la modernidad, donde la prioridad numero uno para el estado es la educación, donde están los mejores profesionales pasan un filtro son evaluados y como tal son los mejores pagados, donde el profesor se prepara para ir al aula y tiene claro que ira a lograr en un día y no la improvisación.
    En cambio en nuestro país somos los mas maltratados, profesionales que se les paga por horas y no por una jornada de 8 horas, un congresista que no tiene estudios superiores gana en un mes lo que mucho de los maestros ganan en 10 meses si se habla de un ministro es mas lapidan te la comparación, el maestro que tiene mas de dos jornadas de trabajo supuesta mente para sobrevivir, así en ninguna de las jornadas de trabajo se logra por que no hay preparación, solo se engaña, es hora de cambiar esta en la mano de cada educador.
    Los padres dejan de cumplir un rol antagónico que es el de acompañar y hacer el seguimiento a sus hijos que desarrollan cada día y que van logrando…

Dejar respuesta