Envuelve por una hora tus pies en papel aluminio y sorpréndete con los resultados

858

Puedes poner papel aluminio en tus pies para mejorar tu salud, y también en otras partes del cuerpo. ¡Te sorprenderás!

Seguramente tienes papel aluminio en tu casa, todos lo tenemos. Es que es un aliado increíble a la hora de cocinar. Sin embargo, y aunque no lo creas, tiene muchos usos fuera de la cocina, y especialmente para la salud.

Este elemento puede ser beneficioso para tratar y prevenir dolores musculares, de espalda, cuello, brazos, piernas y articulaciones, así como también cicatrices y quemaduras.

¡Así como lo lees! Así que coloca un poco de papel aluminio de estas maneras y descubre grandes beneficios que puedes obtener.

Papel aluminio en el rostro contra el cansancio

Usar papel de aluminio para deshacerse de la fatiga es una tradición centenaria reconocida por expertos de todo el mundo.

Para empezar debes colocar varias tiras de papel aluminio en el congelador y esperar que se enfríen por dos horas. Luego, coloca las tiras en tu cara, específicamente en las mejillas y los párpados.

Deja actuar el papel hasta que sientas el músculo totalmente relajado. Entonces, retíralo. Verás que te sientes mucho más espabilado y tranquilo.

Papel de aluminio contra articulaciones dolorosas

Aunque seguramente no lo sabías, el papel aluminio puede ayudar a controlar dolores articulares.

Comienza envolviendo el área más dolorosa de tu cuerpo con un papel de aluminio, y usa una venda para ajustarlo y mantenerlo cómodo y seguro, pues deberás dejar actuar la envoltura por varias horas. Lo ideal es que lo uses cuando duermes, o durante el día en horarios que no estés en demasiado movimiento.

Úsalo todos los días por 10 días y ya notarás resultados positivos. Si aún el dolor no desapareció del todo, date dos semanas de descanso y vuelve a comenzar el proceso.

Envuelve tus pies en papel aluminio contra el frío

No sólo podrás eliminar el frío de tu cuerpo, sino también mejorar los síntomas de la gripe. Envuelve tus pies en 5/7 capas de papel aluminio y déjalo por una hora.

Luego quítalo y deja respirar a tus pies por dos horas. Pasado ese tiempo vuelve a repetir el proceso anterior. Si quieres, deja descansar una vez más los pies y vuelve a colocar el papel aluminio una vez más.

Hazlo tantos días como sientas necesario para sentirte completamente mejor.

¿CONOCÍAS TODOS ESTOS USOS DEL PAPEL ALUMINIO?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here