El sistema educativo te esclaviza

0
595
esclavos

Nos enseñan a vivir bajo una cantidad inmensa de dogmas, en el que tenemos que dar por sentado lo que tenemos en el libro. Realmente, nos califican mediante un número… un simple número. Tu valor, está medido a un número. Si no llegas a un 5, tal vez no resultes válido, y te harán cuestiones del estilo ¿Pero qué haces aquí? ¿Por qué no haces otra cosa?

Vivimos en un mundo, en el que desde que somos pequeños e inocentes, ya nos comienzan a dictar como deben ser nuestras vidas. Dormir 8 horas, trabajar 8 horas.

Fijémonos bien en los datos (España)

º El abandono escolar se fragua en primaria y a los 19 años es irreversible
º El 23,5% deja los estudios tras la ESO o sin graduarse

EstadisticasLos jóvenes, maestros, familias y sociedad son víctimas de un sistema educativo mal diseñado, obsoleto, variable, ideologizado según quién gobierne, que tiene unos resultados vergonzosos: tasas de fracaso escolar y de paro juvenil muy altas, unas cifras de analfabetismo funcional evidentes y, sobre todo, una notable incapacidad de mantener a los estudiantes entusiasmados con su propio aprendizaje. Pero claro, esto es lo que le interesa a esa gente que está detrás del gobierno. Que no seas capaz de pensar por tu propia cuenta, y quieren que te aprendas lo que dice el libro como si fuera la verdad absoluta.

España ha vuelto a pisar el podio en 2013 a la cabeza de Europa en cuanto al abandono escolar en jóvenes de entre 18 y 24 años, haciendo referencia a que dejaron sus estudios tras completar la ESO o antes de graduarse. Un 23,5% de los jóvenes españoles había abandonado la enseñanza al poco tiempo de comenzar el curso del año pasado, el doble de la media comunitaria, situada en el 11,9%.

Muchos jóvenes están en clase distraídos, o incluso llegando a molestar a otros compañeros. Parece que nadie se pregunta, porqué hacen eso. Tal vez, es porque les aburre lo que están dando. Precisamente volvemos a lo mismo, no se aprovecha el potencial de cada niño, y todos tienen que saber lo mismo, independientemente del potencial que tu tengas. Y por eso, esos jóvenes se distraen y pasan del asunto.

El problema de todo esto, reside en que el propio sistema educativo, carece de educación y de un poquito de sentido común.

Niño Escuela

¿Cuáles son los fallos más destacables?

º Infantil: separación temprana de sus figuras de apego, mala adaptación, fichas interminables y obligación de normas que impiden al niño su actividad natural de juego, movimiento y experimentación.

º En primaria: memorización y estandarización, deberes y más deberes, exámenes que no valoran la creatividad y la curiosidad y sí la capacidad de estudiar exactamente lo que pone en el libro. Y eso sí, muchos castigos como si los castigos fueran a despertar su amor al saber.

º En secundaria: llegan hartos, forzados a seguir poniendo horas a aprender lo que otros exigen necesario y sin capacidad de preguntarse sobre ellos mismos, sin tiempo libre agotados y sin capacidad de pensamiento crítico.

Exactamente eso: Las mismas materias para todos, los mismos niveles para todos. Todos de pequeños quisimos ser astronauta, veterinario o médico. Y tristemente, esas ilusiones que teníamos, no significan más que eso… ilusiones. No se aprovecha el potencial natural de cada niño, y eso podría ser algo maravilloso y bonito.

Quién sabe si alguno de nosotros, se le hubiera ofrecido un buen sistema educativo, hubiera llegado a ser astronauta.

Da igual las inquietudes de un niño, sus sueños. Eso les da igual. No les importa.

Lo que quieren es que tú estés preparado y mentalizado para el día de mañana ponerte a trabajar como un esclavo. Lo que quieren es que seas un esclavo del sistema, que trabajes para pagar tus deudas, para que tengas el móvil de última generación, para que vayas a los centros comerciales y gastes. O tal vez para meternos en una “crisis” y hacernos más esclavos, trabajando más horas y cobrando menos.

A lo largo de mi vida, solo he asistido a una clase de ciencias de la naturaleza, que hayamos dado fuera de la propia clase.

Colegios, institutos y universidades en medio de las ciudades, ruidos de toda clase; coches, contaminación…

Nunca en las afueras, en una escuela ecológica y de libre pensamiento, rodeado de la naturaleza. De los árboles, del aire puro. No nos enseñan a respetar a la naturaleza, ni a quererla ni aprender de ella.

Zoologico EducaciónRobin / Gran Misterio

Te gustó este Artículo?
Suscríbete y recibe nuestras últimas noticias, artículos y actualizaciones de Paradigma Terrestre directamente en tu Correo...

No hay comentarios

Dejar respuesta