El eclipse de julio de este año fue uno de los más importantes de la historia

176

El eclipse del 27 de julio fue el más largo en la historia del siglo XXI: casi cuatro horas de duración.

Lo cual lo convirtió también en uno de los sucesos más fascinantes en la astronomía actual.

La fase total duró 1 hora y 43 minutos, en los cuales la Luna adquirió un color rojizo, conocido como ‘luna de sangre’. Este espectáculo natural fue visible desde casi toda Europa, África, Oriente Medio y países de Asia Central. Se apreció desde el este de América del Sur, y desde Australia. Para verlo no se requirió de ninguna protección especial, así que se pudo apreciar a simple vista de manera directa.

Durante este espectáculo la Tierra estuvo en su punto más alejado del Sol -conocido con apogeo-, por ello se vio una sombra más grande. A su vez, la Luna estuvo en su punto más distante en su órbita mensual que se mueve alrededor de la Tierra (a eso se le conoce como apogeo lunar).

¿Cómo se forma un eclipse lunar y por qué la Luna se torna roja?

Ocurre porque la Tierra se interpone entre el Sol y la Luna, generando un cono de sombra -conocida como la umbra- que oscurece a nuestro satélite natural. Durante los eclipses, la luna se vuelve de color rojo intenso o marrón rojizo en lugar de oscurecer por completo debido a que parte de la luz solar que atraviesa la atmósfera de la Tierra se curva alrededor del borde de la misma, impactando sobre la superficie de la Luna. Fue el segundo eclipse lunar total de este año pero, sin duda alguna, el más espectacular.

¿En qué lugares del mundo se pudo ver?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here