Descubren una espada Romana en América que data de más de mil años antes de la llegada de Colón

17
4112

espada-romana-descubierta-en-américa

En la isla de Oak, ubicada en el océano Atlántico de Nueva Escocia, Canadá, está llamando la atención de los especialistas en historia y arqueología por sus tantos misterios, pero un nuevo descubrimiento hace su exploración aún más interesante.

Investigadores en la misteriosa Isla del Roble (Oak Island) han descubierto una espada ceremonial romana en lo que se cree es de un antiguo naufragio, lo que radicalmente apunta a la posibilidad que marineros romanos visitaran Norteamérica más de mil años antes que Colón.

oak-isla
Isla Oak -(Isla del Roble)

Según reporta The Boston Standard, el hallazgo forma parte de las investigaciones llevadas a cabo en la isla para el programa La Maldición de la Isla del Roble, de History Channel, el cual detalla los esfuerzos de dos hermanos de Michigan por resolver el enigma sobre un cuantioso tesoro que estaría, según la leyenda, oculto en la isla. J. Hutton Pulitzer, quien está a cargo del histórico proyecto, en compañía de académicos de la Ancient Artifact Preservation Society, han elaborado un artículo en base a lo encontrado hasta ahora y planean publicarlo completamente a principios del año 2016.

El misterio de la Isla del Roble 

En 1795, Daniel McGinnis, un adolescente de 16 años, avistó luces en la isla que lo llevaron a indagar que había allí. Así fue como descubrió una hondonada circular en el extremo sur de la isla junto a un árbol que tenía marcas de un polipasto en una de sus ramas. McGinnis y sus amigos, John Smith y Anthony Vaughan, excavaron en la hondonada y encontraron una capa de lajas a 30 cm de profundidad. En las paredes del pozo había claras marcas de un zapapico. Siguieron excavando y encontraron una capa de troncos a 3 m. Abandonaron la excavación a 10 m. Este hecho llevó a que se difundiera el rumor que allí, en lo que se llamó luego «El Pozo del Dinero», había un gran tesoro enterrado. ¿Pero quién lo escondió allí?

oak_isla_busqueda-tesoroExcavaciones en la Isla del Roble, Nueva Escocia, Canadá, agosto de 1931.Algunos creen que se trata del tesoro del capitán William Kidd o Edward Teach (Barbanegra), quienes dijeron que sepultaron sus tesoros “«donde nadie más que Satán y yo mismo pueda encontrarlo»”. Otros creen que tal vez se trate del tesoro de un galeón español o de tropas británicas de la Revolución estadounidense. Algunos investigadores concluyeron que, debido al tamaño y complejidad, puede tratarse de una obra de ingenieros navales franceses que ocultaron los tesoros de la Fortaleza de Luisburgo después de que cayera en poder británico durante la Guerra Franco-india.

Años después de la incursión de McGinnis, y con la leyenda ya difundida, varias compañías y particulares ahondaron en el misterio, excavando más profundo y encontrando marcas, mantos de carbón, masilla y fibra de coco, cofres de roble llenos de fragmentos metálicos, varios artefactos y herramientas (incluyendo un hacha, un ancla y un zapapico), y —tal vez el hallazgo más llamativo de todos— una piedra plana con símbolos escritos que, según los reportes de la época, decía “«14 pies abajo, 2.000.000 de libras (esterlinas) están enterradas»”.

oak_isla_diagrama-tuneles
Diagrama de los diferentes niveles que se fueron descubriendo a lo largo de los años en el « Pozo del Dinero ».

En 1861, durante una excavación llevada a cabo por la compañía Oak Island Association, colapsó el fondo del pozo y se reveló una caverna natural (o quizá una trampa para humanos). El primer deceso ocurrió al incendiarse el calentador de una bomba. La empresa desistió continuar al agotarse sus fondos en 1864.

Infructuosamente, se intentaron hallar túneles subterráneos que condujeran al legendario tesoro pirata.

Más excavaciones se hicieron en 1866, 1893, 1909, 1931, 1935, 1936, y 1959, y todas fracasaron. Otro accidente fatal ocurrió en 1887, cuando un obrero encontró su muerte (un total de seis víctimas fatales han habido a lo largo del intento de recuperar el tesoro).

Desde entonces, la parte «misteriosa» de la isla ha pasado por diferentes manos privadas, siendo el último dueño el Grupo Michigan, que extendió su propiedad a toda la isla desde 2006 hasta la actualidad.

Una espada romana que podría reescribir la historia 

Mientras que hasta ahora la mayoría de los cazadores de tesoros ha terminado con las manos vacías, el reciente hallazgo de una espada ceremonial en un naufragio que se cree es romano, podría cambiar —o al menos agregar otro capítulo— a la historia de la Isla del Roble y, por qué no, del Nuevo Mundo.

espada-romana-isla-oak-2
Detalle del mango de la espada ceremonial romana.
espada-romana-isla-oak-3
Detalle completo de la espada ceremonial romana.

Pulitzer declaró ante el Boston Standard que la espada fue «pescada» fortuitamente hace algunas décadas, pero que su hallazgo fue mantenido en secreto debido al temor de represalias por parte del gobierno de Nueva Escocia que prohíbe quedarse con tesoros de antiguos naufragios.

En la actualidad, parientes de quien halló la espada —un hombre ya fallecido— decidieron ceder la espada para su estudio. El equipo de Pulitzer efectuó exámenes en la espada utilizando un analizador de fluorescencia de rayos X (XRF), y reveló que tiene propiedades metálicas, con trazos de arsénico y plomo, que coinciden con otros artefactos romanos.

«El naufragio está todavía allí y no ha sido estudiado», dijo Pulitzer. «Sabemos exactamente dónde yace porque hemos escaneado el área, pero es un asunto delicado el conseguir el permiso para que el gobierno de Nueva Escocia deje que un equipo arqueológico lo inspeccione. No tenemos dudas que es un buque del Imperio romano».

Más evidencia que apoya la presencia romana 

En un intento por refutar las teorías más escépticas que sugieren que la espada simplemente se cayó de un barco en tiempos más recientes, Pulitzer y sus colegas han reunido bastante evidencia que apoya la noción que los antiguos romanos llegaron al Nuevo Mundo más de mil años antes que Cristobal Colón; entre ellas:

  • Petroglifos grabados en las paredes y peñascos de Nueva Escocia por la tribu nativa Mi’kmaq. Éstos retratan barcos y lo que parecen ser soldados romanos marchando con sus espadas.
  • Cincuenta palabras del idioma Mi’kmaq son términos naúticos utilizados por marineros en los tiempos de Roma.
  • Una especie de planta invasiva (Berberis Vulgaris) crece en la Isla del Roble y en Halifax; planta que era utilizada por los romanos para condimentar la comida y prevenir el escorbuto.
  • Un silbato de legionario romano fue hallado en la Isla del Roble en 1901.
  • La parte central de un escudo romano encontrada en Nueva Escocia a mediados de los 1800s.
  • Monedas de oro cartaginesas halladas en la parte continental canadiense cerca de la Isla del Roble.
  • Dos piedras de la isla que, según Pulitzer, tienen inscripciones en un idioma del antiguo Levante. «Cuando consideras todo esto en conjunto y le echas un vistazo a las anomalías, te das cuenta que no es coincidencia», argumentó Pulitzer. Las plantas, el ADN, los artefactos, el lenguaje, los dibujos ancestrales; aquí hay algo que merece tomarse en serio.

Ancient Origins / Paradigma Terrestre

 

Te gustó este Artículo?
Suscríbete y recibe nuestras últimas noticias, artículos y actualizaciones de Paradigma Terrestre directamente en tu Correo...

17 Comentarios

  1. Por curiosidad…, díganme por favor de la existencia de otra espada ceremonial romana similar, en cualquier parte del mundo, porque intento buscarla y no la encuentro.

    Por otro lado, al comentario sobre navegación de cabotaje, pues eso, es de cabotaje, es decir, costero, por lo que me parece muy presuntuosa la posibilidad de llegada romana a esa isla.

    Si es por espíritu aventurero, que se lo digan a los fenicios, que bordearon África en el s.VII a. d. C., sin embargo también era cabotaje.

    La Biblia: el fin del mundo conocido y el territorio conocido. Vamos a ver, los romanos ya comerciaban con China, pero a Occidente, el límite “conocido” estaba en Finisterre, en España o en las tierras del Norte, actual Reino Unido…, aunque también conocían parte de la costa atlántica africana.

    Por cierto, el concepto Orbis Terrarum (Globo de la Tierra) es romano, y el globo es redondo, que yo sepa. Los romanos heredaron los conocimientos griegos de Aristóteles, que ya sabían de la esfericidad de la Tierra así, en esa época, se descubrió la oblicuidad del eje de la Tierra, se establecieron los conceptos de ecuador, polos, trópicos y se dividió la superficie terrestre en zonas tórridas, templadas y frías.

    Otra cosa…, efectivamente, nadie lo duda …, América se pobló desde Asia, por la gran emigración siberiana que cruzó el actual Estrecho de Bering, pero fue a patita, no navegando.

    Por lo demás, suerte en el empeño, pero a riesgo de equivocarme, lo cual puede ser posible, se ve mucho empeño en crear historia donde no la hay.

    Gracias.

  2. cuando dices que “…marineros romanos visitaran Norteamérica más de mil años antes que Colón” te referirás a “América”??…

  3. Sólo conosco un libro que habla haserca de esto es un algo no muy claro ni específico algo muy breve, pero en la carta de Pablo a los romanos en el capítulo 10 versículo19 dice que por toda la tierra Has salido la palabra Y hasta los fines de la tierra Has salido la voz de ellosTambién en el libro de Fray Bartolomé de las casas habla sobre Como los ativos de la Nueva España y esperaban la llegada de un hombre blanco y de escritos Que fueron destruidos por los españoles donde habla que ya habían venido hombres blancos

  4. Como escribio aguaviva lopez tambien estaba pensando lo mismo y creo que como los romanos tenian enemigos tambien pudieron estar uyendo de ellos y perdieron el rumbo resultando en la mencionada isla

  5. En México, en la zona arqueológica de Cacaxtla y en el marco de una zona no excavada, se encontraron tres cabezas que al ser analizadas en México, Londres y Berlín, todas concluyeron, por separado, que se trataba de cabezas romanas de el siglo IV antes de Cristo. El artículo salió en la revista de divulgación llamada Arqueología Méxicana, en el número dedicado a la navegación maya, número 33. He aquí la liga: http://www.arqueomex.com/S1N5No33LaNavegacion.html

    Saludos.

    • Consigo entrar en el enlace de ‘Arqueología Mexicana’, pero no paso de ahí, no sé cómo leer los artículos, y en especial el de “Navegaciones transatlánticas antes de Colón”.
      Por desgracia, todavía no domino las tecnologías ni la navegación por la Red.
      Agradecería una pequeña ayuda. Gracias.

  6. Me resulta muy difícil dar credibilidad a esta noticia. Me sorprende la ligereza con que se afirma con toda seguridad, que la embarcación o el pecio es romano, sin más explicación.
    Dudo que los romanos poseyesen los medios técnicos, los conocimientos náuticos y la experiencia como navegantes, para pensar siquiera en semejante aventura.
    Principalmente, no tenían el “espíritu aventurero” de otros pueblos; jamás se les pasó por la cabeza la posibilidad de la esferidad terráquea, ni de tierras más allá del Atlántico, donde situaban, con toda convicción, “el cataclismo donde el mundo tenía su fin”. Sólo un enajenado podría pensar en suicidarse dirigiendo una embarcación hacia el Oeste, hacia la nada más horrible.
    Bastante tenían con administrar y romanizar el enorme Imperio, siempre conflictivo por su disparidad de Pueblos distintos, que no todos se sometieron y aceptaron a los invasores con sumisión. Además del enorme “limes” a vigilar, que suponía una amenaza siempre latente.
    Todos los recursos que necesitaban, se encontraban en las diversas provincias del Imperio (no como el caso de fenicios y griegos, que se vieron obligados a echarse al mar para sobrevivir, por falta de terreno capaz de albergar y alimentar a toda la población, o en busca de materias primas de las que carecían, y que resultaban imprescindibles para su supervivencia y desarrollo). Los romanos lo tenían dentro del Imperio, y lo único que necesitaban era emplear todo su esfuerzo en mejorar las técnicas de explotación, la rápida y eficiente comunicación dentro del territorio imperial y de las provincias con la gran capital: Roma.
    A estas tareas emplearon todo su esfuerzo y habilidad durante los siglos de existencia, a las obras de ingeniería civil y minera, para poder vivir en todo el Imperio al estilo “cómodo” y “civilizado” de Roma. El esfuerzo administrativo, legislativo, ejecutivo, militar, eran imprescindibles…¿Por qué iban a perder el tiempo en aventuras absurdas, innecesarias, mortales? Esos temas ficticios eran terreno reservado para dioses, mitos, poetas y dramaturgos.

    • Hola Pedro, es muy posible que la historia que conocemos hasta ahora no sea la verdadera. No quiero decir que lo que dices no sea, la historia así lo cuenta, pero muchas veces repetimos libros y conceptos estructurados a través de los años.
      Sin embargo, nosotros no somos poseedores de la verdad y solo queremos a través de esta página entregar nuevas fuentes de conocimiento ya sea para negar o simplemente seguir buscando. Muchas gracias por tu comentario, para nosotros todos los aportes son validos y esperamos que nos sigas visitando.

      • Desde luego que, afortunadamente, nadie está en posesión de la verdad. Y por eso me apasiona la Historia, la Arqueología, la Antropología, la Filosofía… Y todo lo que ayude a conocer la evolución humana, en todos sus aspectos, desde las cavernas hasta el día de hoy.
        Para mi desgracia, mi destino me ha impedido saber, conocer, estudiar, todo lo que en este mundo me apasiona. Resumiendo :soy un simple diletante bienintencionado, que por suerte, sigo manteniendo la necesidad constante de aprender. Mis muchas opiniones erradas, son fruto de mis lagunas de ignorancia, y nunca malintencionadas; siempre estoy abierto a rectificaciones y opiniones dispares, porque es muy cierto que, de todo se puede aprender algo útil.
        Me encanta descubrir lugares como éste, donde (aunque soy nuevo, como lo soy también en el mundo tecnológico), me siento agusto e ilusionado, por poder aprovechar la oportunidad de aprender de personas, que sin duda, me ayudarán a rellenar mis lagunas, y a mantener mis inquietudes e interés por todo lo que nos rodea.
        Un saludo .

    • Si el homo sapiens pudo llegar al continente americano, que hace pensar que los romanos, usando navegación de cabotaje, por ejemplo, no pudieran? No se trata de tener o no una concepción esférica de la tierra, que seguro sí la tenían, se trata de navegar cerca de la costa o los hielos.

      • Todo es posible, y eso es lo fascinante, que no podemos negar ninguna posibilidad. Yo reconozco, que debido a mi falta de conocimientos más que como aficionado a la Historia y a la Arqueología, me dejo arrastrar demasiado por la “Historia oficial”, que es demasiado fanática e inmovilista con sus tesis, y no aceptan facilmente nuevas conclusiones. Pero, aunque yo tampoco quise dar crédito a esta noticia, no quiero ser tan retrógrado sin motivo, y creo que es bueno abrir la mente y aceptar todas las posibilidades que no resulten disparatadas o paranormales. El ser humano siempre ha sido muy inteligente y capaz de logros casi sobrehumanos desde la aparición de la especie, aunque muchas veces lo pongamos en duda. Pero ahí están ejemplos que lo demuestran, desde la propia supervivencia, la agricultura, la escritura, el arte, las pirámides… ¿Por qué no pudieron haber llegado los romanos (tan capaces y eficientes) a las costas americanas?. La única duda que me “atormenta”, y que seguramente nunca dejará de ser una incógnita, es el motivo que les llevó a una aventura tan terroríficamente incierta para la época. Quizás algún tipo de castigo o condena mortal (sabemos que no tenían escrúpulos en castigar sadicamente con penas terribles y agónicas como la cruz o la arena del circo); quizás el afán de huir…

    • Hola Pere, si acaso ves mi mensaje; he estado colaborando con la investigacion del Arqueologo Andrew White al respecto. Me interesaria saber porque estas tan seguro que la espada es un souvenir de Pompeya. Me puedes escribir a raw.pablo@gmail.com. Saludos

Dejar respuesta