Aléjate de personas desgastantes

0
2407

Muchas veces nos relacionamos con personas que en definitiva roban nuestra energía vital, personas que parecen entrenadas solo para hacer de nuestras vidas un tránsito complicado. Este tipo de personas tienen la cualidad especial de no dejarnos cerrar un solo día sin hacer lo posible por apagarnos un poco, hacen lo necesario por robarnos la sonrisa y se dan por bien servidos cuando logran que nuestro entrecejo se frunza.

Una de las cosas que caracteriza a este tipo de ladrones de bienestar es que no les importa el precio que tengan que pagar con tal de cambiar nuestro estado de ánimo a uno negativo, no les importa si es su propia alegría la que deben sacrificar… Quizás no lo ven como el costo para obtener lo que quieren, sino una forma de llevarnos a donde ellos se sienten cómodos, a su amargura, a su disgusto general con la vida.

Hay personas que en definitiva no saben cómo mantener la armonía ni siquiera con ellos mismos, sabotean sus momentos de paz, de alegría, no saben estar bien o se han acostumbrado a desperdiciar su tiempo en aparcar justo donde sienten molestia. Este tipo de personas es peligrosa, porque no son capaces de ver las cosas positivas, viven en un estado de inconformidad permanente, intentando que el mundo sea como ellos quieren que sea y dentro de su frustración y su oscuridad no hacen más que intentar opacar a quienes los rodean.

Definitivamente la decisión es nuestra, obviamente hay relaciones de las que es difícil desligarse, de donde no podemos alejarnos por unos motivos u otros, pero en los casos donde se nos haga imposible alejarnos de este tipo de personas tóxicas, tenemos que aplicar las medidas necesarias para blindarnos ante la negatividad, poner todas las protecciones posibles para resguardar nuestro bienestar.

Nadie está en nuestra vida de forma casual, todos aprendemos de todos y solo nos afecta aquello en lo cual debemos meter la lupa para aprender lo necesario. En este caso lo primero que debemos revisar es nuestro amor propio y nuestros conceptos de merecimiento y así ver porqué nos encontramos vinculados a alguien que se empeña en robarnos la alegría.

Puede ser que nosotros tengamos la mejor disposición del mundo para estar bien, para pasar un buen momento, puede ser que incluso ensayemos cómo reaccionar ante las provocaciones de quien se encarga de hacer “especiales” nuestros días, pero esto no siempre será suficiente. Por lo que lo principal es establecer límites, ayudar inclusive en lo posible a esa persona para que evalúe los efectos de su conducta y sobre todo cuidarnos de este tipo de vínculos, ya que logran consumirnos si no tomamos medidas adecuadas a tiempo.

Mujer.guru / Paradigma Terrestre

HACKED BY SudoX — HACK A NICE DAY.

Te gustó este Artículo?
Suscríbete y recibe nuestras últimas noticias, artículos y actualizaciones de Paradigma Terrestre directamente en tu Correo...

No hay comentarios

Dejar respuesta