6 frases budistas que jamás olvidarás

576

El budismo, conocimiento o filosofía, es una de las más antiguas del mundo y practicada por aproximadamente 200 millones de personas en todo el mundo.

¿Cuál es su secreto?

Unos mensajes sencillos pero que encierran una gran sabiduría, la cual nos permite reflexionar sobre aspectos esenciales de nuestra vida ayudándonos a mejorarla.

Abre tu corazón y tu mente, te sorprenderás.

1. El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional.

Solo nos puede dañar aquello a lo que otorgamos importancia. Deslígate emocionalmente de aquello que te hace sufrir y toma distancia para ver las cosas con otra perspectiva.

2. Alégrate porque todo lugar es aquí y todo momento es ahora.

Ni el pasado va a volver ni el futuro se va a realizar antes por mucho que pensemos en ello. Disfrutemos de cada momento como si fuera único.

3. Cuida el exterior tanto como el interior, porque todo es uno.

Para encontrar un verdadero estado de bienestar es imprescindible que mente y cuerpo estén en un equilibrio. No centrarnos demasiado en el aspecto físico o, por el contrario, en el aspecto interior nos ayudará a sentirnos más plenos y conscientes del aquí y ahora, facilitándonos una plenitud emocional más rica.

4. Más vale usar pantuflas que alfombrar el mundo.

Para encontrar nuestra paz interior, tenemos que ser conscientes de nuestros potenciales personales y aprender a saber dosificarlos, así como nuestros recursos. De esta forma viviremos un auténtico crecimiento y evolución.

5. No lastimes a los demás con lo que te causa dolor a ti mismo.

Se trata de una de las máximas del budismo que nos permite eliminar casi todas las leyes y mandamientos morales actuales en nuestra sociedad. Se trata de un profundo conocimiento de nosotros mismos y una gran empatía con los demás.

6. Para entender todo, es necesario olvidarlo todo.

Cuando somos pequeños, no tenemos un esquema mental bien diseñado, siempre estamos en continuo aprendizaje. Abiertos a cualquier tipo de conocimiento, somos capaces de comprender cualquier cosa sin juzgar. El problema es que, a medida que crecemos, nuestra mente se llena de condicionamientos sociales que nos indican cómo debemos ser, qué debemos pensar y cómo debemos actuar. Nos volvemos inconscientes con nosotros mismos y nos perdemos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here